lunes, 22 de noviembre de 2010

Rosas de Irlanda



Materiales: aguja de ganchillo o crochet del grosor adecuado al hilado que vas a emplear. Hilo del color y la textura que desees.

Ejecución:
1º Vuelta. Hacer una anilla con el hilo. Tejer una cad. Y un p.b. dentro de la anilla, tres cad y un p.b. formando un arco, repetir hasta tener seis arcos, cerrar con un punto raso.
2º Vuelta. Una cad. Luego dentro del arco *un p.b. tres p.a. y un p.b. Repetir desde* en cada arco. Cerrar con un punto raso.
3º Vuelta. Realizar un p.b. clavado por detrás de la labor, rodeando el p.b. correspondiente en la vuelta anterior, tejer cuatro cad. Y repetir hasta formar nuevamente seis arcos que deben estar debajo de los anteriores.
4º Vuelta. Una cad. Tejer dentro del arco: un p.b. dos p.a. un p.a.d. dos p.a. y un p.b. repetir esto en cada arco.
5º Vuelta. Nuevamente formar los seis arcos en la parte posterior de la labor como se explica en la 3º vuelta, cada arco debe tener cinco cad.
6º Vuelta. Una cad. Tejer dentro de cada arco: un p.b. dos p.a. dos p.a.d. dos p.a. y un p.b. cerrar con un punto raso.
Detalle final: coloca una perla/cuenta/piedra de fantasía en el centro de la flor para decorar.
Variaciones:
a) Puedes aumentar o disminuir la cantidad de vueltas con pétalos según tus gustos o necesidades.
b) Puedes usar diferentes colores de hilo en una misma rosa para que cada vuelta pétalo tenga un color diferente, ejemplo amarillo claro y luego amarillo más oscuro, terminando con naranja.
c) Puedes combinar hilos con diferentes texturas para crear otros efectos, así como lo observas en las fotos.
Usos:
Esta simple flor tejida puedes usarla en diferentes manualidades, por ejemplo: en un cintillo elástico, con una peineta o con un gancho para usar en el cabello; también con un alfiler de cabeza para usar como prendedor; si lo prefieres puedes coserlo directamente a una blusa que quieras decorar y cualquier otro uso que creas conveniente, la imaginación es el límite. Atrévete!!!